Autor: iwebs_retiro

La patronal de empresas de limpieza pide al Gobierno que cuente con el sector para elaborar protocolos anti-Covid

Aspel denuncia la precaria situación en la que se encuentra el sector debido a la cancelación de contratos por la pandemia

La Patronal de empresas de limpieza, Aspel, ha pedido hoy al Gobierno y Comunidades, que cuenten con su sector a la hora de elaborar protocolos de actuación anti-Covid en ámbitos de desinfección e higienización de centros y superficies, con el objetivo de mantener la seguridad y salud de la población, además de cumplir con los estándares de limpieza e higiene.

« Las empresas de limpieza se han tenido que adaptar a los nuevos tiempos y están preparadas para actuar, pero es necesario que se nos tenga en cuenta para elaborar estos documentos con el objetivo de mantener la seguridad y salud de la población y cumplir con los estándares de limpieza e higiene», ha pedido el presidente de Aspel, Juan Díez de los Ríos, durante una comparecencia.

Momento delicado

Desde Aspel, también han denunciando el delicado momento que viven las empresas de limpieza, que han visto caer de manera «drástica» su factuarción debido a la suspensión de contratos públicos y privados ejecutados al comienzo de la pandemia. Además, a esto hay que añadirle los sobrecostes por la adquisición de equipos de protección individual, inversión en elaboración de protocolos y el aumento en la frecuencia de limpieza, que ha sobrecargado los costes de estas compañías.

De esta manera, Díez de los Ríos ha abordado desde un punto de vista económico la situación del sector de la limpieza y ha remarcado los datos negativos que ha sufrido desde que en el mes de marzo se decretase el estado de alarma.En concreto, ha señalado que se suspendieron un 40% de los contratos públicos y un 60% de los privados. Así como la situación de ERTE con la que se encontraron sus empleados, que en julio sumaba 101.000 trabajadores y aún en septiembre eran 20.000 los que se mantenían en esta circunstancia.

Campaña de concienciación

Aspel, junto a la asociación «La limpieza, el valor de lo esencial» han puesto en marcha una campaña con la intención de dar visibilidad a la sociedad de la «encomiable labor» que los profesionales de limpieza están demostrando durante la pandemia y el «papel trascendental» que juega en día a día en todos los lugares que frecuenta la ciudadanía. De esta manera, Díez de los Ríos ha recordado que «es fundamental no escatimar en limpieza justo en un momento en el que más se necesita».

Fuente: ABC

Las plagas que llegan en otoño y se quedan hasta primavera

Cualquiera diría que hablar de plagas a finales de verano o ya entrado el otoño, es ser alarmista.

 

Es evidente que la falta de prevención y mantenimiento agravan estas situaciones. Pero no es menos cierto que las condiciones de temperatura y humedad del otoño propician la proliferación de muchos insectos.

Una gran mayoría de especies invertebradas hibernan. Esto significa que el otoño es la época adecuada para todos esos insectos para almacenar recursos de cara a la siguiente primavera.

Y la naturaleza es sabia.

La mayoría de insectos gustan de lugares húmedos y temperaturas suaves para su crianza y proliferación. Condiciones que se dan de manera natural en los meses de otoño en nuestro país, pero que se pueden garantizar en casas con problemas de humedades.

Y no todos son viejos conocidos como hormigas, ratones o los temidos piojos. Poco a poco, y debido al carácter cada día más global de nuestros viajes, llegan a nuestras costas otro tipo de invitados poco deseados.

Es el caso del chinche apestoso marrón, originario de Asia, y que desde 2007 ha empezado a aparecer por Europa.  Esta especie, inofensiva para humanos y animales, debe su nombre apestoso al mal olor que desprende cuando se siente amenazado. Como casi cualquier insecto, busca zonas húmedas y de clima suave para proliferar. Y en invierno ambientes secos y oscuros para hibernar. 

Nuestra casa con humedades puede ser el lugar perfecto para las vacaciones de los chinches marrones y otros visitantes poco agraciados. Las lluvias y la diferencia térmica propia del otoño favorecen la aparición de humedades.

 

  • Las humedades por condensación pueden detectarse cuando la ventilación del hogar no consigue evacuar todo el vapor de agua que genera la actividad diaria o los cambios de temperatura.
  • Las humedades por filtraciones o capilaridad se manifiestan en paredes y techos en forma de manchas o desperfectos. También pequeños charcos o fallos en los electrodomésticos. Son más habituales en habitaciones en contacto con tierra húmeda y cercanas al suelo (como sótanos o garajes).

 

En los tres casos, la solución no pasa por productos ineficaces que solo ocultan los síntomas (deshumidificadores, pintura antihumedad, etc). Según los expertos de Murprotec, especialistas en tratamientos contra humedades, detectar el origen de las humedades y acabar con ellas es la única forma de mantener alejados a visitantes indeseados y conservar la higiene y confort del hogar.

Siempre que la palabra “plaga” aparece viene asociada a la palabra fumigar. Una solución que pretende acabar con los insectos. Pero hay que recordar que cuando nuestra casa es un resort de vacaciones para ciertos bichos, no tardarán en volver.

Acabar con las condiciones idóneas para los visitantes indeseados y mejorarlas para nuestra familia siempre debe ser nuestra idea de un buen otoño y una mejor primavera.

Fuente: gentedigital.es

Nebulizar dióxido de cloro de alta pureza: el sistema 100% español para desinfectar lugares públicos

 

La Comunidad de Madrid y el Gobierno de Canarias ya se han interesado en estas máquinas que cuestan 15.000 euros la unidad y que servirían para desinfectar a las personas en la entrada de aeropuertos, locales de ocio o colegios

Una empresa española ha desarrollado, junto con el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, un arco desinfectante que podrá usarse en la entrada de lugares públicos para limitar en gran medida la propagación del coronavirus. Se trata de una máquina de última tecnología con reconocimiento facial, termómetro, alfombra desinfectante y un sistema de nebulización con dióxido de cloro de alta pureza.

La Comunidad de Madrid y el Gobierno de Canarias ya han mostrado interés en este proyecto de la empresa canaria Intiai, que lanza al mercado sus máquinas por 15.000 euros cada unidad. De momento, sólo se ha fabricado el prototipo, pero la cadena de producción ya está montada y se pueden fabricar en masa. «El producto ya se puede vender, es seguro y está acreditado», señala Raúl Falcón, director general de Intiai, la compañía que lo ha desarrollado.

«En estos momentos tan complicados, con una amenaza global, queremos poner la ciencia a favor de la sociedad», añade Falcón. Intiai es una empresa que se dedicaba al sector de tratamiento de aguas y ahora ha puesto todo su conocimiento para crear una máquina capaz de desinfectar en cuestión de segundos las pertenencias de las personas -ropa, calzado, bolsos- que quieran acceder a un sitio público.

«Pero esto no hace nada si llevamos el virus dentro», aclara José Antonio López Guerrero, profesor de Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid y director del grupo de Neurovirología del departamento de Biología Molecular de la Universidad. López Guerrero ha formado parte del equipo del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa que ha supervisado todo lo que tiene que ver con el dióxido de cloro que se nebuliza dentro del arco.

Dióxido de cloro de alta pureza

El dióxido de cloro ha estado en muchos países en el foco de la polémica. Lleva años publicitándose como un remedio para ciertas enfermedades, aunque ninguna institución sanitaria lo recomienda como medicamento. Durante la pandemia de coronavirus, ha vuelto a la actualidad e incluso el Senado de Bolivia aprobó su uso como medicamento pese a que se opuso el Ministerio de Sanidad del país.

Lo que sale por las boquillas de nebulización de la máquina desarrollada en España tiene poco que ver con esos otros usos del dióxido de cloro. Aquí únicamente se nebuliza y además es un dióxido de cloro de alta pureza, un producto que actualmente sólo se fabrica en España y que tiene el certificado de seguridad ENAC.

«Es totalmente inocuo para el ser humano, pero altamente eficaz contra muchos virus, entre ellos los coronavirus», señala el virólogo López Guerrero.

«El dióxido de cloro de alta pureza es un biocida que actúa como desinfectante, pero no como antiviral. Es un desinfectante externo para superficies totalmente inocuo, lo que nos permite desinfectar la ropa de una persona sin necesidad de que se la quite. Esto sería imposible con otros desinfectantes como la lejía, el ozono o el etanol».

Temperatura-mascarilla-desinfección

Para usar la máquina, lo primero que hay que hacer es colocarse delante del panel inteligente. Un termómetro medirá la temperatura corporal de cada usuario y en caso de que rebase un límite, el sistema avisará. Después, una cámara detectará si tenemos o no la mascarilla y únicamente se encenderán los difusores si la llevamos puesta.

«Una vez que se ha determinado que tienes una temperatura adecuada y que llevas la mascarilla, se genera un torbellino de neblización a través de cuatro difusores y en el tiempo que tardas en desinfectarte las manos con el (hay un dispensador dentro de la máquina) el dióxido de cloro ha cumplido su función», señala López Guerrero.

Además, hay una boquilla más apuntando la zona de los pies para desinfectar también los zapatos. «En principio, entrarías a la sala completamente limpio. Salvo que lleves el virus por dentro, claro. Para eso están las PCRs. Esto es una máquina de desinfección».

Fuente: El Independiente

10 plantas muy decorativas que, además, purifican el aire de tu casa

 

plantas

Las plantas y las flores inundan de color y alegría cualquier estancia de una casa. Son extremadamente decorativas, pero, además, tienen múltiples propiedades. Capaces de influir en nuestro estado de ánimo (diversos estudios confirman que pueden mejorar nuestro humor), algunas incluso purifican el aire

Tal y como explica la NASA, a pesar de la creencia común, el aire de los espacios interiores es hasta 30 veces más tóxico que el del exterior

Aunque no nos demos cuenta, algunos objetos cotidianos, como, por ejemplo, los productos de limpieza, o la pintura contienen sustancias que, a la larga, resultan perjudiciales para la salud (benceno y formaldehído, respectivamente). De hecho, otro estudio publicado por la revista Science hace un año, revelaba que una mala calidad de aire podía provocar problemas respiratorios como el asma.

Así que si quieres eliminar todas estas toxinas nocivas de tu ambiente, te recomendamos 10 plantas que te ayudarán a respirar un aire puro y limpio. ¡Toma nota!

Poto

Seguro que la has visto en más de una ocasión. Se trata de una planta muy popular, que suele utilizarse como enredadera, dado que puede alcanzar una altura de hasta 20 metros si se le facilita un soporte por el que trepar.

Originaria del sudeste asiático, la podemos encontrar en diversos tonos: verde claro, oscuro, y con pequeñas manchas amarillas y blancas.

El estudio llevado a cabo por la NASA en 1989 sobre plantas que purifican el aire, reveló que elimina tres tóxicos del ambiente: el formaldehído, el xileno y el benceno.
 

Cuidados

Esta planta no aguanta el frío, lo que lo convierte en una opción idónea para el interior de la casa, evitando que le dé la luz directamente.

No obstante, si no es temporada de heladas, y las temperaturas son suaves, también puede colocarse en un lugar exterior, donde le cubra la sombra.

Se aconseja regarlo cada 3-4 días, incrementando la frecuencia a unas 3 veces a la semana en verano.

 

Ficus benjamina

Es una planta muy apreciada en decoración, y otra que de las que se sitúa entre las elegidas por la NASA para purificar el aire de los espacios cerrados. Ya que, al igual que el poto, se deshace del formaldehído, el xileno y el benceno 

El Ficus benjamina puede alcanzar los 30 metros de altura, y sus hojas de color verde intenso entre unos 6 y 13 centímetros de largo. Además, da frutas cuya apariencia se asemeja a la de los higos.

Es oriunda del sureste de Asia, pero también crece en el sur y norte de Australia.
 

Cuidados

Aunque debe colocarse en espacios con mucha luz, hay que evitar exponerlo al sol de forma directa (de lo contrario, podría quemarse). En cuanto al exterior, prefiere la semisombra.

Su temperatura idónea sería a partir de los 13 grados, mientras que en la temporada estival puede sobrevivir a los 24 grados. 

Se aconseja darle un pequeño rociado día a día para mantenerlo húmeda, pero sin encharcarlo.

En primavera, es normal que se caigan sus hojas. Sin embargo, es importante prestar atención si ocurre de forma reiterada porque podría deberse a que está colocado en una zona fría o le dan mucho las corrientes.

 

Palmera china

En efecto, tal y como su propio nombre indica, es oriunda de China, y suele quedarse en un metro y medio de altura. Te será útil para filtrar el benceno y el tricloroetileno, que están en el aire de tu hogar.
 

Cuidados

Esta planta es muy atractiva porque es de fácil cuidado. En invierno, no tendrás que regarla mucho, y el resto del año procura mantenerla húmeda.

Apta tanto para interior como exterior, sólo hay que preocuparse de que la temperatura no sea inferior a los 0 grados, que reciba mucha luz y estar alerta por si la atacan la cochinilla o el pulgón. De ser así, detectarás un rastro brillante en sus hojas, que empezarán a doblarse.

 

Aloe vera

En los últimos años, se han alabado todas las propiedades que el aloe vera tiene en el cuidado de la piel. Tanto es así que se suele usar para elaborar cremas y otros productos. Pero, además de sus beneficios cosméticos, la planta se ha revelado como una gran ayuda a la hora de limpiar el aire, sinedo capaz de absorber el dióxido y monóxido de carbono, y eliminar el formaldehído.

Todo esto explica el motivo por el que se le conoce como ‘la planta milagrosa’.
 

Cuidados

Lo primero que hay que tener en cuenta es no ahogar al aloe. Sus raíces no soportan el exceso de agua, por lo que resulta vital contar con un buen drenaje, situando bajo ella, por ejemplo, piedras volcánicas.

Su riego ha de ser moderado, y su temperatura idónea está entre los 17 y 27 grados. 

Agradece el sol. Sin embargo, en verano, hay que evitar que los rayos le den directamente (o podría quemarse).

 

Lengua de tigre o ‘Sansevieria trifasciata’

Tal y como se puede apreciar en la imagen, esta planta de origen sudafricano es muy vistosa desde el punto de vista decorativo, dándole a la casa un aire moderno. Y, además, es resistente. Sin apenas cuidarla, puede sobrevivir, y sus ‘arrugadas’ hojas le confieren una altura de medio metro.

La lengua de tigre elimina el benceno, el tolueno, el xileno, el tricloroetileno y el formaldehído del aire. En definitiva, es mucho más que una mera planta bonita.
 

Cuidados

Como se comentaba anteriormente, no requiere grandes cuidados. Con regarla un poco (evita excederte con el agua), bastaría.

Otro punto positivo es que, a pesar de que le gusta el sol, no tiene por qué ubicarse en un rincón con una luz especial. Hasta en uno más oscuro se las apañaría. Pero cabe recordar que para su desarrollo, siempre es conveniente optar por la primera opción.

 

Filodendro

La lengua de tigre encuentra un ‘competidor’ decorativo en el filodendro. Esta planta que es tendencia decorativa, además de adornar cualquier rincón, eliminan el formaldehído. Tiene nada menos que 120 especies diferentes, que se reparten entre países como Colombia o Brasil.

La principal diferencia con respecto a al anterior es que necesitan más de mimos.
 

Cuidados

El filodendro necesita luz, por lo que se debe situar en un espacio donde la reciba, pero no de forma directa. 

Con regarlo cada cuatro días en primavera y en verano, es suficiente. No obstante, lo mejor es ir pulverizando sus hojas cada dos días para que no pierdan la humedad.

En otoño, en cambio, habrá que estar pendiente para ver cuánto le dura el agua y reducir los riegos.

 

Hiedra inglesa

Su naturaleza es trepadora. Disfruta en las alturas, y probablemente, te suene haberla visto cubriendo rocas y paredes. Lo que no significa que no se adapte al interior.

Originaria de Europa, África y Asia, la hiedra inglesa reduce el formaldehído, el tricoloroetileno y el benceno. Y, como bien has podido comprobar, quedan ideales en un macetero colgante.
 

Cuidados

Es capaz de estar en lugares oscuros. Sin embargo, si quieres que crezca, lo mejor es que te decantes con uno luminoso, sin que le den directamente los rayos del sol, ya que sus hojas se volverían blancas.

La temperatura perfecta para ellas está entre los 12 y 20 grados, y no precisan mucho agua. Riega de forma moderada: cada dos días en verano, y una vez al día en invierno.

 

Espatifilio

Sus bonitas flores (que aprecen en verano) combinarán con cualquier habitación, y más allá de este detalle, el espatifilio es una muy eficaz a la hora de liberar tu aire de tóxicos. Elimina el xileno y el tolueno, además de la acetona y el benceno.

En cuanto su flor se seca, adquiere un color verdoso igual de llamativo. Ya tienes suficientes motivos para hacerte con esta planta de las selvas tropicales de Sudamérica.
 

Cuidados

El espatifilio prefiere las zonas luminosas. Por el contrario, no le gustan los rincones fríos ni las temperaturas de menos de 15 grados, pero sí la humedad. 

Por ello, tendrás que pulverizarla o ponerla en una maceta con un cuenco de guijarros húmedos. Y bastará con regarla dos veces por semana.

Eso sí, es muy importante recordar que, después de la floración, en invierno, requiere un descanso de riego.

 

Tronco de Brasil

Este arbusto que reduce el tricloroetileno y el xileno, lo encontramos en África tropical. Tiene un tronco muy peculiar, destacando los anillos horizontales que le rodean, y sus hojas, perennes, tampoco se quedan atrás, gracias a su forma similar a una lanza, de color verde con líneas amarillas.

Cuando crece, puede llegar a dar flores (algo que sólo sucede dos veces en su vida), y consigue una altura de unos 2-3 metros. 
 

Cuidados

El Tronco de Brasil adora la luz, pero no se le puede dejar a pleno sol en verano. Su temperatura ideal es entre los 16 y 24 grados, soportando una mínima de 5 grados.

Requiere un riego moderado. En la época estival, unas 2 veces a la semana, mientras que en invierno sería suficiente con una.

 

Cinta o malamadre

Esta planta sudafricana de largas hojas elimina el monóxido de carbono, y al igual que la hiedra inglesa, queda perfecta colocándola en una maceta colgante.

Si eres de las que no tiene mucha mano con las plantas, entonces la cinta es perfecta para ti, ya que es muy fácil de cuidar.
 

Cuidados

De nuevo, pese a que la cinta se muestra agradecida con la luz, lo mejor es que no el sol no se proyecte sobre ella de forma directa o podrían quemarse sus hojas.

Otra de sus características es que adora la humedad. Por tanto, te recomendamos que le des un nuevo aire a tu cocina o a tu cuarto de baño con ella. En caso de que no te convenza la idea, recuerda pulverizarla. En especial ahora, que es verano. De hecho, esta temporada, hay que aumetnar su riego a dos o tres veces por semana. Cuando llegue el invierno, será suficinete una vez a la semana.

Capaz de tolera una temperatura de hasta 30 grados de máxima, no pasa nada si sufren épocas de sequía. En sus raíces, almacenan agua, así que tirarán de ella. 

 

Fuente: Hola

Si eres un proveedor de servicios, ponte en contacto con nosotros.

Nuestras redes sociales