El Gobierno de Zaragoza aprobó el pasado 6 de septiembre la adjudicación del contrato de conservación y mantenimiento de parques y zonas verdes de la margen derecha de la ciudad a Acciona Medio Ambiente. Si el resto de licitadores no presenta recurso al respecto, el servicio podría empezar a funcionar a principios de diciembre, pero si por el contrario se presenta alguna alegación, se retrasaría hasta febrero o marzo.

Así lo ha anunciado la consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, en la Comisión del ramo celebrada este miércoles. En concreto, Chueca ha explicado que, si no se presentan recursos, el contrato se firmaría a finales de octubre, y según marca la ley, el servicio se podría prestar al día siguiente, pero como la empresa se ha comprometido a subrogar a la plantilla, hay un plazo de unos 20 días hábiles para llevar a cabo todos los trámites y dar de alta a la seguridad social a los empleados. Es por ello que, “si todo va bien y si no hay recursos, se podría prestar el servicio a principios de diciembre”, ha indicado.

Sin embargo, si por el contrario se presenta un recurso ante el Tribunal de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa), a principios de octubre se abriría un expediente de tramitación, y el Tacpa podría resolver el asunto “en unos dos o tres meses”, ha remarcado Chueca, “lo que nos llevaría a un plazo de principios de febrero o de marzo”.

Otro de los escenarios posibles es que el Tacpa resolviese negativamente el recurso y que se presentase otro ante el Contencioso por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, aunque la consejera municipal reconoce que es una situación “improbable, a la vista de lo sucedido en las últimas resoluciones”.

Chueca ha recordado que los pliegos del contrato de conservación y mantenimiento de parques y zonas verdes del sector I ya estaban trabajados por el anterior equipo de gobierno de Zaragoza en Común y ha asegurado que todas las mejoras sociales que contemplaban “se seguirán cumpliendo”. Mejoras sociales y también técnicas, ha apuntado, como la puesta en marcha del equipo de inspección permanente de poda “que hubiera evitado el actual plan extraordinario que hemos tenido que acometer”.

Chueca ha destacado también que actualmente se está pagando casi un 30% más por este servicio, “igual que ocurre con un gran número de contratos que están caducados hoy en día”, ha manifestado. Por ello, es “una prioridad para el equipo de gobierno” el llevar a la legalidad todos los contratos “para conseguir un ahorro importante”, tal y como ha defendido.

 

Fuente: Aragon Digital